Menú Cerrar

Mes: octubre 2009

La llegada de este otoño es la que, definitivamente, me ha traido estas palabras, esta reflexión, que mi mente creadora llevaba tiempo incubando…

El reloj de mi vida

Ahora siento cómo el tiempo me abandona. Parece que me habla, mientras el instante se va.
Mira el reloj de tu vida. Cada vez le queda menos arena arriba. Escucha cómo caen los momentos, apenas sin hacer ruido, apenas con un leve susurro. Ssssshhhhhh… Como el viento que sopla una espiga de trigo en un inmenso trigal.
Y mira cómo abajo se van amontonando, unos entre otros. Algunos se hacen notar, otros ni se perciben, confundidos entre el resto. No se aprisionan, no se molestan… Y los granos de arriba te parece que gritan ‘no dejes que caigamos sin sentido’. Pero no te alteres: sólo te parece, porque ellos caen así, sin más, casi silenciosos, sabiendo de su destino.
Así es. El resto es quimera, sueños imaginados, creados a veces. Toda la arena caerá. Y tu reloj agotará su tiempo. Y tu vida será tan sólo otro montoncito de arena.

Mi vida es la arena que cayo, la que caerá. La que quedará posada, casi imperceptible, en el suelo que alimentará el inmenso trigal de los hombres, a los cuales el viento del tiempo y su historia seguirá haciendo sonar.
Pero, la que más aprecio es la que cae ahora, mientras mis sentimientos hacen que el instante escriba estas palabras.

Gray is not a sad color

Fresh dreams over the castle. Cleaning my thoughts. Bustle in the café. Melancholy in my tea.
I’ve just lit a new cigar. Trying to forget. Taking my time. Life is not difficult indeed. A children’s game if you look at it from the top.
I can imagine you there. Holding that flag, smiling for me. Smiling at the world.
It’s raining.
Looking at you. You are fluttering the cloth. Laughing now.
Drops on the window.
Life-tears in my soul.
Gray is not a sad color. Is it? Only the reflection gets in your eyes.
Come here. Toss your inhibitions. Kiss the hell out of me.
Let’s feel the glow. Take it easy nena. Nothing is really serious. Play the game. Smoke from me. Light my fire. Come down from the castle. It’s freezing out there. Make me alive.
Come about me. Let the flag on its own. It will wave to us. Put your hands on me. Hold me tight. Make me feel. Take all the colors and paint my life. Our passion will be energy enough for more than one rainbow. Let me paint yours.

I don’t want to dream anymore. Reality, please.