Nada que ver con el diablo, no se puede comparar con la niebla. Algo de extraño hay que quiero descubrir, como si de un magnético misterio se tratase.    Cuando la miro algo se despieza en mí y creo que mis ojos mienten, pero si la pierdo sólo pienso en morir.    Sería más fácil apagar la luna con un trozo de sol que tener en sus ojos mi insaciable ardor.    Nada que ver con Dios,… read more