Querido escritor,  Este papel en el que yo escribo y que ahora tú lees (a no ser que lo hagas en la pantalla de tu ordenador, lo cual aunque sí cambiaría la dirección del relato no tanto su sentido final), una vez fue árbol que los hombres cortaron y procesaron con sus máquinas…  Y aquel árbol un día fue semilla, que creció abrigada en su tierra, también de cierta manera tocada… read more